viernes, 1 de febrero de 2013

Ahorro y Eficiencia Energética - Refrigeradores


¿Cómo ahorrar energía con nuestros refrigeradores?

Actualmente el problema de la crisis energética es cada vez mas fuerte y esto podemos notarlo al incrementarse los costos de la energía en nuestros recibos, de tal forma que el implementar acciones de ahorro y eficiencia energética en nuestros hogares se vuelve cada vez mas rentable, en esta ocasión presentamos algunas recomendaciones de cómo hacer más eficiente el funcionamiento de los refrigeradores y de esta forma poder ahorrar, tanto energía como dinero.


Es importante recordar que los refrigeradores son máquinas térmicas, por lo tanto requieren algunas condiciones especiales para su óptimo funcionamiento, por ejemplo, hay que ubicarlos alejados de cualquier fuente de calor, como pueden ser estufas, hornos e inclusive ventanas donde incida el sol directamente, esto permite que trabajen de forma mas eficiente, de igual forma el serpentin que se encuentra en la parte trasera de los refrigeradores (que en realidad es un disipador de energía), debe estar separado de la pared entre 5 y 8 centímetros, con la finalidad de poder realizar la función de transmitir el calor extraido de los alimentos hacia el medio ambiente, por eso cuando encajonamos o acercamos demasiado el refrigerador a la pared, su motor y compresor tienen que trabajar mucho mas para mantener la misma temperatura al interior.

Para optimizar el uso de éstos equipos debemos ajustar su termostato a una temperatura razonable, es decir, no necesitamos tenerlo demasiado frío, con ésto solo hacemos que trabaje mas y consuma mayor energía, mantenerlo y ajustarlo a una temperatura adecuada nos asegura que los alimentos se conservarán en buenas condiciones sin hacernos gastar de mas.

Dentro de las recomendaciones para disminuir el consumo energético de estos electrodomésticos hay un par que sería conveniente mencionar, la primera se refiere a no introducir alimentos calientes al refrigerador, ya que esto incrementa notablemente el gasto energético, es mejor esperar a que los alimentos se enfríen y luego introducirlos; la segunda recomendación tiene que ver con el buen uso del equipo, recordemos que su función principal es la de mantener los alimentos perecederos en buen estado, no la de almacenar cosas en su interior, mientras mas cosas tenga dentro el refrigerador mayor trabajo tendra que desarrollar el motor para mantenerlo a la temperatura deseada, asi que la recomendación sería introducir únicamente aquellos alimentos que tengan riesgo de descomponerse, por ejemplo, los refrescos o jugos no tienen que estar todos adentro, sino conforme los vamos consumiendo podemos irlos introduciendo. Finalmente el no dejar abierta la puerta del refrigerador y el revisar que tenga un buen sellado son buenas prácticas que tambien permiten hacer mas eficiente su funcionamiento.

En caso de estar pensando en adquirir un nuevo refrigerador, hay que recordar que el mejor es aquel que se adecúa a nuestras necesidades, es decir el tamaño del refrigerador es directamente proporcional a su consumo energético, por lo tanto mientras mas grande sea el modelo elegido mayor será la energía que utiliza, recordando además que este tipo de equipos estan permanentemente en funcionamiento. Una vez elegido el tamaño optimo para nuestros requerimientos hay que comparar entre los diferentes fabricantes cuales son sus consumos energéticos y su grado de eficiencia, esto lo podemos hacer facilmente al identificar la etiqueta de eficiencia energética que nos presentan los fabricantes (etiqueta parecida a una piramide de 7 colores donde se identifican las características del electrodoméstico), esta característica aunada con el sello FIDE nos garantiza que el producto ha sido verificado y certificado.

Ya existen en el mercado aplicaciones como refrigeradores solares, que en lugar de conectarse a un tomacorriente tradicional se conectan a un sistema fotovoltaico de donde obtienen su energía para funcionar, liberando así una carga de electricidad significativa para la edificación y al mismo tiempo se vuelven independientes del suministro eléctrico de la red, por lo que seguirán funcionando aunque se corte la corriente o en lugares donde no hay servicio eléctrico.

Empecemos a tomar acciones para reducir nuestro consumo energético, y con ello también ayudamos a mejorar la calidad ambiental, ya que la mayoría de nuestra energía eléctrica se produce mediante la quema de combustibles fósiles, lo que emite grandes cantidades de gases efecto invernadero a la atmósfera, incrementando directamente el ya conocido Cambio Climático Global. Sin embargo estas pequeñas acciones están a nuestro alcance y contribuyen de forma significativa, hagamos hoy algo por nuestro Planeta, empecemos por casa.


Autor: Ing. Pablo J. Monterrubio
Director General de Proyecto Tierra

Centro de Capacitación Ambiental Proyecto Tierra S.C.
www.proyectotierra.com.mx

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola estuve visitando tu sitio y esta genial. Me encantaria realizar un intercambio de enlaces hacia mis sitos de noticias, tecnologia, educacion, economia y mineria. Si estas de acuerdo no dudes en contactarme a: enlacemineria@gmail.com

    Saludos Cordiales!

    ResponderEliminar