domingo, 9 de octubre de 2011

Día de la Protección a la Naturaleza

Cada 18 de octubre se celebra el Día de la Protección a la Naturaleza, con el objetivo de crear responsabilidad ambiental para la protección de espacios naturales con valores de paisaje, fauna, vegetación, geomorfología y/o están amenazados.

Es imprescindible proteger dichos ecosistemas que se encuentran bajo riesgo, ya sea por el crecimiento de la urbanización, explotaciones turísticas y la industria. Es fundamental que el desarrollo humano sea compatible con la protección de los ecosistemas que suministran, mediante sus procesos ecológicos, una gran variedad de bienes y servicios de forma gratuita, que debido a su naturaleza son denominados como Bienes Ambientales y Servicios Ambientales. Los Bienes Ambientales son aquellos productos (madera, semillas, frutos, extractos para medicamentos, entro otros), que pueden ser utilizados de forma directa por el ser humano para su consumo o comercialización.

Por otra parte los Servicios Ambientales son beneficios intangibles y que a diferencia de los bienes ambientales no se “utilizan” o “aprovechan” de forma directa, sin embargo otorgan beneficios e influyen directamente en el mantenimiento de la vida, ya que generan beneficios y bienestar para las personas y las comunidades, como por ejemplo: tener un buen clima, aire limpio, o simplemente un paisaje bello. Podríamos decir que los Servicios Ambientales son la capacidad que tienen los ecosistemas para generar productos útiles para el hombre, pero cuya cuantificación y valoración resultan algo complicadas, sin embargo brindan una amplia variedad de bienes y servicios en los ámbitos local, regional, nacional e inclusive mundial.

Los servicios ambientales los podemos clasificar en tres tipos:

a) Servicios de Provisión: Como la producción de alimentos, madera, productos medicinales e hidrológicos. 

b) Servicios de Regulación: Captura de dióxido de carbono, regulación del clima, control de la erosión de los suelos, de plagas y desastres naturales (como los huracanes), conservación de la biodiversidad, provisión y purificación del agua y banco genético.

c) Servicios Culturales: Como el paisaje estético y el valor espiritual o religioso de algunas especies de plantas y animales y como espacios de recreación.

La subsistencia y el desarrollo de la sociedad dependen del aprovechamiento de sus recursos. Sin embargo, el ser humano en su carrera por conquistar y poseer ha provocado la extinción de muchas especies animales y vegetales, y ha deteriorado su entorno natural, en un grado cada vez más acentuado y alarmante.  Por ello, cada vez es de mayor importancia el fomento de la conciencia sobre la relación que existe entre los recursos naturales (selvas y bosques), la salud planetaria y la especie humana. Hoy, la naturaleza y su conservación son pilares del desarrollo sustentable y representan los pilares más importantes para ciudadanos, pueblos y gobiernos.

¡Protejamos la naturaleza!

www.proyectotierra.com.mx