miércoles, 15 de junio de 2011

Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía


La Asamblea General de Naciones Unidas designó, en 1994, al 17 de junio como el "Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía". Este día marca el aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación.

Desertificación: Es el proceso de degradación de las tierras –incluyendo agua, suelo y recursos bióticos–, por el cual las tierras pierden vegetación y comienzan un proceso de erosión, perdiendo así sus valores óptimos de nutrientes y humedad, los que descienden a niveles seriamente bajos, diferenciándose del proceso natural de desertización por verse influenciada en mayor medida por el cambio climático y la actividad humana, como ser el excesivo pastoreo, la deforestación sin planificación y la falta de sistemas de riego esparcidas por grandes extensiones de territorio.

La desertificación afecta a más de 110 países y cada año se pierden 6 millones de hectáreas de tierra productiva. Entre los principales factores que desencadenan esta situación se encuentran la explotación insostenible de los recursos hídricos, la contaminación química, la salinización y el agotamiento de los acuíferos. Pérdidas de la cubierta vegetal a causa de repetidos incendios forestales.

Importancia del Suelo
·         Los suelos pueden concentrar hasta cinco toneladas de vida animal en una hectárea.
·         En una cucharada de suelo podemos encontrar 6 mil especies diferentes y más de un billón de bacterias.
·         El 75 por ciento de los países en vías de desarrollo dependen de la agricultura para sobrevivir.
·         Dos centímetros de suelo pueden tardar hasta 500 años en formarse.

La formación del suelo es un proceso lento y que depende de la actividad de esta biodiversidad, pero no sólo las formas de vida en el suelo determinan su calidad y salud; existen otros factores naturales o causados por el hombre que inciden en él: el uso insostenible del suelo, las prácticas inapropiadas de cultivo o pastoreo, el desarrollo industrial y urbano. Ésto produce desprendimientos de tierra, erosión, contaminación y la pérdida de materia orgánica, repercutiendo en la productividad de los ecosistemas y la cantidad y calidad de los alimentos producidos.

Esta celebración forma parte de una estrategia a nivel mundial, que consiste en promover acciones de manejo sustentable que ayuden a prevenir, detener y revertir los procesos de degradación de tierras, la desertificación y la mitigación de los efectos de la sequía.

¿Qué haces tú para evitar la desertificación?

www.proyectotierra.com.mx