jueves, 10 de marzo de 2011

Día Mundial de la Eficiencia Energética

El 5 de marzo es el Día Mundial de la Eficiencia Energética, esta celebración tiene sus orígenes en la primera conferencia internacional de Eficiencia Energética celebrada en Austria en el año 1998, donde más de 350 expertos y líderes de 50 países discutieron estrategias para enfrentar la crisis energética y abordar posibles soluciones.

De acuerdo con la definición del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España (IDAE), la Eficiencia Energética es la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos, pero con menos recursos, con la misma o mayor calidad de vida, con menos contaminación, a un precio inferior al actual, alargando la vida de dichos recursos y con menos conflictos sociales.

Bajo esta perspectiva la Eficiencia Energética se plantea como una de las políticas de freno para el cambio climático y la consecución de sociedades sustentables, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio ambiente.

He aquí algunas ideas del porque nos beneficia la implantación de medidas de Eficiencia Energética:
  • El ahorro. Al consumir menos energía y hacer más eficientes nuestros procesos, existe por consecuencia un ahorro sustancial en la facturación de energéticos, y esto puede suceder con ajustes muy simples, por ejemplo, en una empresa de logística, que pueda comenzar a preocuparse por “educar” a los choferes de sus camiones para reducir el consumo de combustible.
  • Genera puestos de trabajo. Si las economías globales invirtieran el 2% del PBI global recomendado por la ONU para “enverdecer” la economía, es decir inversión en energías renovables y eficiencia energética, se generaría un 20% más de empleos para el 2050. (de acuerdo con el estudio: “Hacia una Economía Verde”, del PNUMA).
  • Genera un efecto Dominó. Cuando se impulsan estos programas en el ámbito corporativo y de las organizaciones civiles, los directivos y empleados, trasladan estas prácticas a sus esferas privadas y de recreación, generando así un efecto contagioso y activando el chip de la conciencia ambiental.
Tanto las personas como las empresas y organizaciones somos consumidores directos de la energía y debemos desarrollar acciones para ahorrarla, con el fin de reducir costos energéticos y promover el cuidado del medio ambiente.

¡Feliz día de la Eficiencia Energética!

www.proyectotierra.com.mx